Perseverance confirma que hubo un lago en Marte (¿encontrará restos de vida?)

El rover Perseverance aterrizó en el cráter Jezero en 2021 convirtiéndose en el quinto vehículo de exploración que la agencia estadounidense situaba en al superficie del planeta rojo. Y, desde entonces, ha estado empleando un radar para investigar el fondo del cráter y el delta cercano, confirmando la presencia de depósitos sedimentarios insinuados por imágenes orbitales.

 

El estudio, publicado en la revista Science Advances, se basó en datos recopilados por el instrumento de radar RIMFAX del rover, que puede escanear el subsuelo de Marte hasta a 20 metros de profundidad. Los datos del radar mostraron evidencia clara de capas de sedimentos del suelo que fueron transportados y depositados por el agua, formando un lago y un delta en el pasado antiguo.

Perseverance confirma que hubo un lago en Marte (¿encontrará restos de vida?)

Podía haber albergado vida microbiana

Se trata de un importante descubrimiento que sugiere que el cráter Jezero de Marte alguna vez albergó un lago. Los hallazgos del estudio indican que el cráter contuvo en algún momento sedimentos lacustres, lo que apunta a la posibilidad de encontrar rastros de vida pasada en dicho lugar. (Ya algunos estudios apuntaban a que el cráter albergaba un antiguo lago con ríos que se secó hace entre 3.500 y 3.800 millones de años).

«Desde la órbita podemos ver un montón de depósitos diferentes, pero no podemos decir con seguridad si lo que estamos viendo es su estado original o si estamos viendo la conclusión de una larga historia geológica«, explicó David Paige, primer autor del estudio y científico planetario de UCLA, en un comunicado de prensa. «Para saber cómo se formaron estas cosas, necesitamos ver debajo de la superficie».

Esta técnica reveló dos períodos distintos de deposición de sedimentos separados por fases de erosión. Los hallazgos sugieren que los sedimentos del lago se formaron durante una era anterior, seguidos de la deposición de los sedimentos del delta a medida que fluctuaba el nivel del lago.

El estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Oslo, respalda la hipótesis de que Marte alguna vez fue un mundo húmedo y potencialmente habitable.

Podía haber albergado vida microbiana

Podía haber albergado vida microbianaNASA/JPL-Caltech/ASU

Un rover muy perseverante

El rover, que tiene aproximadamente el tamaño de un coche y lleva siete instrumentos científicos, ha estado explorando el cráter, estudiando su geología y atmósfera y recolectando muestras. Perseverance aterrizó el 18 de febrero de 2021 dentro del cráter Jezero de 45 kilómetros de ancho del Planeta Rojo, que se cree que alguna vez albergó un gran lago y un delta de un río. Utilizando el instrumento Radar Imager for Mars’ Subsurface Experiment (RIMFAX) del rover, investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Oslo identificaron nuevas pistas sobre cómo se formaron capas de sedimentos con el tiempo en el suelo del cráter, según el estudio publicado en la revista Science Advances. 

El radar genera imágenes enviando ondas a intervalos de 10 centímetros bajo la superficie, que rebotan y detectan las capas de roca y otras características subterráneas. La forma, la densidad y los ángulos de cada característica se capturan y reflejan como una imagen.

¿Cuánto tiempo se tarda en llegar a Marte?

¿Cuánto tiempo se tarda en llegar a Marte?Midjourney/Sarah Romero

«Los cambios que vemos preservados en el registro de rocas están impulsados por cambios a gran escala en el ambiente marciano», comentan los expertos. «Es genial que podamos ver tanta evidencia de cambio en un área geográfica tan pequeña, lo que nos permite extender nuestros hallazgos a la escala de todo el cráter.

La investigación revela una compleja historia geológica del cráter Jezero, lo que demuestra que el rover ha llegado al lugar correcto para investigar el entorno pasado de Marte y sus posibles biofirmas.

El rover ha recogido varias muestras de los sedimentos, que eventualmente serán devueltas a la Tierra para su posterior análisis. Las muestras de suelo y rocas de Perseverance serán llevadas a la Tierra por una futura expedición y estudiadas en busca de evidencia de vida pasada. (Se espera que las primeras muestras marcianas lleguen en 2033 mediante la misión Mars Sample Return, que se lanzará en 2027 y 2028).

Marte

Marte, un planeta rocoso más pequeño que el nuestro. Foto: Kevin Gill

Es posible que vida microbiana pudiera haber vivido en el cráter en ese momento y, si tal vida existiera en Marte, las muestras de sedimento de esta área contendrían signos de sus restos. Se espera que sus hallazgos sean una piedra angular en nuestra comprensión de nuestro vecino planeta polvoriento.

«Las rocas volcánicas fueron una sorpresa, pero vinimos aquí a buscar los sedimentos del lago», dijo Paige. «Estamos muy emocionados de ver qué nos pueden decir sobre el pasado de Marte».

Recreación artística

Recreación artísticaMidjourney/Sarah Romero

Referencias:

  • David A. Paige, Svein-Erik Hamran, Hans E. F. Amundsen, Tor Berger, Patrick Russell, Reva Kakaria, Michael T. Mellon, Sigurd Eide, Lynn M. Carter, Titus M. Casademont, Daniel C. Nunes, Emileigh S. Shoemaker, Dirk Plettemeier, Henning Dypvik, Sanna Holm-Alwmark, Briony H. N. Horgan. Ground penetrating radar observations of the contact between the western delta and the crater floor of Jezero crater, Mars. Science Advances, 2024; 10 (4) DOI: 10.1126/sciadv.adi8339

Deja un comentario