James Webb capta una impresionante imagen de NGC 346 dentro de la Pequeña Nube de Magallanes

Lo ha vuelto a hacer. Lo que vemos es una gema celestial ubicada a 210.000 años luz de distancia de la Tierra.

 

Situada en la constelación austral de Tucana, el Telescopio Espacial James Webb, el mayor logro de la NASA en observación astronómica hasta ahora, ha capturado impresionantes imágenes de NGC 346, según anunciaron por separado la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) en sus respectivos comunicados de prensa. NGC 346 está ubicada dentro de la Pequeña Nube de Magallanes (SMC), la región de formación estelar más brillante y grande de esta galaxia satélite de la Vía Láctea.

La imagen muestra una vista colorida y etérea de NGC 346, con brillantes nubes de gas y polvo de color azul y rosa, y estrellas jóvenes brillando en el centro de la imagen. Los rayos de luz azules representan emisiones de moléculas como silicatos e hidrocarburos aromáticos policíclicos, mientras que los fragmentos rojos resaltan el polvo calentado por las estrellas más brillantes y masivas del centro de la región. Las instantáneas tienen un detalle sin precedentes, gracias al poderoso Telescopio Espacial James Webb (JWST) de la NASA y el poder de la conexión a Internet moderna. La intrincada interacción de colores crea un espectáculo visual que deja asombrados tanto a los astrónomos como a los entusiastas.

 

James Webb capta una impresionante imagen de NGC 346 dentro de la Pequeña Nube de Magallanes

 

 

Detalles sin igual

La Pequeña Nube de Magallanes, claramente primitiva en comparación con nuestra Vía Láctea, se caracteriza por una escasez de elementos pesados, ingredientes cruciales para la formación de polvo cósmico. Dado que el polvo cósmico se forma a partir de elementos pesados como el silicio y el oxígeno, los científicos esperaban que esta región careciera de cantidades significativas de polvo. Sin embargo, la nueva imagen MIRI, así como una imagen anterior de NGC 346 de la cámara de infrarrojo cercano de Webb publicada en enero, muestran mucho polvo dentro de esta región. Los parches y filamentos brillantes que también podemos apreciar en la imagen de Webb, marcan áreas con abundante cantidad de protoestrellas. El equipo de investigación buscó las estrellas más rojas y encontró 1.001 fuentes de luz, la mayoría de ellas estrellas jóvenes todavía incrustadas en sus capullos de polvo. Este censo celeste proporciona una visión integral de la dinámica población estelar de NGC 346, ofreciendo información valiosa sobre los procesos de formación estelar en curso dentro de esta región.

El cúmulo de estrellas NGC 346 está situado a una distancia aproximada de unos 210.000 años luz de la Tierra. (Los años luz son una unidad de distancia astronómica que se utiliza para describir la distancia entre objetos celestes y representa la distancia que viaja la luz en un año en el vacío del espacio).

Los resultados de esta nueva imagen tomada por el instrumento de infrarrojo medio de James Webb (MIRI), tienen implicaciones para nuestra comprensión de las galaxias que existieron hace miles de millones de años, durante una era en el universo conocida como «mediodía cósmico», cuando la formación de estrellas estaba en su punto máximo y las concentraciones de elementos pesados eran menores, tal y como sucede en la Pequeña Nube de Magallanes.

El Telescopio Espacial James Webb continúa desentrañando los enigmáticos misterios del cosmos. Su lanzamiento tuvo lugar a las 7:20 a. m. EST del día de Navidad de 2021 (25 de diciembre) en un cohete Ariane 5 desde el puerto espacial europeo en la Guayana Francesa, América del Sur. Desde entonces, no ha parado de sorprendernos. Webb es operado principalmente por la NASA, que proporciona la mayor parte de la financiación, con la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA) como socios. Y su nombre hace honor a uno de los primeros administradores de la NASA, James E. Webb, quien supervisó la creación del programa Apolo en la década de 1960, según la NASA.

Deja un comentario