Esta planta común puede salvar a la Humanidad en caso de catástrofe global

La azolla caroliniana puede duplicar su biomasa en dos días, capturar nitrógeno del aire y alimentar a aves y ganado

 

Azolla caroliniana.

 

Una planta acuática no aprovechada que puede duplicar su biomasa en dos días, capturar nitrógeno del aire y alimentar a aves y ganado puede salvar a la Humanidad en caso de catástrofe.

Originaria del este de EEUU, la planta azolla caroliniana podría aliviar la inseguridad alimentaria en el futuro cercano, según hallazgos publicados recientemente en Food Science & Nutrition. Los investigadores descubrieron que la cepa Carolina de la azolla es más digerible y nutritiva para los humanos que las variedades de azolla que crecen en la naturaleza y también se cultivan en Asia y África para alimentar al ganado.

El estudio, dirigido por Daniel Winstead, asistente de investigación en la Universidad de Pennsylvania State es parte de un proyecto de investigación interdisciplinario más amplio llamado Resiliencia alimentaria ante Eventos Catastróficos Globales realizado en la Facultad de Ciencias Agrícolas.

«Otras especies de azolla se han utilizado en todo el mundo durante varios miles de años como alimento para el ganado y como ‘abono verde’ para fertilizar cultivos debido a la capacidad de la planta para fijar nitrógeno», dijo Jacobson en un comunicado. «Se pensaba que el uso de azolla para consumo humano estaba limitado por su alto contenido de polifenoles totales, que interfiere con su digestibilidad. Pero esta investigación demuestra que el contenido fenólico de la cepa Carolina es mucho menor y cocinar la planta lo disminuye aún más».

Los polifenoles, que son compuestos naturalmente abundantes que se encuentran en las plantas, en concentraciones más bajas son beneficiosos para la salud humana debido a su actividad antioxidante; sin embargo, las altas concentraciones de polifenoles pueden limitar la absorción de nutrientes en el cuerpo y actuar como factores antinutricionales, explicó Jacobson. El ácido gálico es un fenol estable y se ha convertido en una medida estándar para determinar el contenido de fenol en los alimentos.

En el estudio, la azolla caroliniana, que se ha descrito como de textura crujiente y sabor neutro, se cultivó en un invernadero ubicado en el campus de Penn State University Park. Los investigadores determinaron que tiene un contenido fenólico total de aproximadamente 4,26 gramos, equivalentes de ácido gálico por kilogramo de peso seco.

La Azolla caroliniana es un helecho acuático que podría tener un papel crucial en la resiliencia alimentaria en caso de catástrofe global. Esta planta, poco estudiada hasta ahora, tiene algunas características sorprendentes:

  1. Duplicación rápida de biomasa: La Azolla caroliniana puede duplicar su biomasa en solo dos días1. Esto la convierte en un recurso ideal durante desastres y catástrofes.
  2. Captura de nitrógeno: Algunas especies de Azolla se han utilizado para alimentar ganado y como “abono verde” para fertilizar cultivos debido a su capacidad para fijar nitrógeno del aireLa Azolla caroliniana es aún más digerible y nutritiva para los humanos que otras especies cultivadas en Asia y África para alimentar al ganado1.
  3. Contenido fenólico beneficioso: Aunque se pensaba que el alto contenido de polifenoles limitaba su uso para consumo humano, investigaciones recientes han demostrado que la cepa Carolina tiene un contenido fenólico mucho menor de lo que se creía. Cocinar la planta reduce aún más este contenido. Los polifenoles son compuestos antioxidantes naturalmente abundantes en las plantas, pero altas concentraciones pueden limitar la absorción de nutrientes en el cuerpo1.

En resumen, la Azolla caroliniana podría ser una solución tanto en escenarios de catástrofe como en planes de resiliencia a largo plazo, proporcionando proteínas y calorías para las personas y el ganado1. 🌿🌍

Deja un comentario