El gigante hotelero chino Huazhu, que posee diez cadenas en el sector turístico, anunció en un comunicado que está investigando la posible filtración de datos de más de 130 millones de sus clientes. La empresa cuenta con más de 3.800 hoteles en 382 ciudades.

Según informó el diario económico local «Caixin», los supuestos datos, con un tamaño de 142 gigabytes, se han colocado a la venta en la «internet profunda» (contenidos de la red no indexados por los buscadores, en muchos casos dedicados a negocios ilegales) por un usuario anónimo llamado Darknet, al precio de ocho bitcóins (54.400 dólares). La información filtrada incluye 240 millones de líneas de datos que contienen desde números de teléfono, direcciones de correo electrónico, números de cuenta bancaria y detalles de reserva.

De confirmarse la filtración, podría tratarse de uno de los mayores casos de robo de datos en la historia de China, aunque un comunicado de Huazhu subraya que aún están tratando de confirmar junto a la Policía si se trata realmente de información sobre sus clientes. Según advierten desde la firma de seguridad china Threat Hunter en un comunicado, los resultados de las primeras pruebas de verificación de datos indican que la autenticidad de los datos filtrados «es muy alta». La compañía señaló que esta a supuesta fuga de datos «puede ser la filtración de información personal más grave en el país en cinco años».

Las primeras hipótesis apunta a que los datos podrían haber sido pirateados a principios de agosto cuando los programadores de Huazhu cargaron información a GitHub, un servicio que permite a los ingenieros colaborar en el desarrollo de la codificación del software. «Aquellos que cometan actos ilegales, incluido el robo, la venta y el intercambio de datos personales de los residentes serán fuertemente castigados», relata la policía de Shanghai en un comunicado. «Estamos obligados a proteger los intereses de las personas y garantizar la seguridad de la información».

Huazhu posee marcas de hoteles populares en China como Hanting, Manzin o Starway, y a su vez es parte de la cadena francesa Accor. Los rumores de filtración provocaron que en la sesión matinal del Nasdaq, donde cotiza Huazhu, sus acciones cayeran un 3,5%.

Deja un comentario