Como han mencionado anteriormente especialistas en cómputo forense, los foros en dark web se han convertido en un refugio de toda clase de células criminales, por lo que es la opción ideal de aquellos interesados en la compra de algún producto o servicio ilegal. Jason Siesser, un ciudadano norteamericano, reconoció haber tratado de comprar armamento químico a través de dar web en al menos un par de ocasiones.

Según mencionan especialistas en el tema, el arma química que el acusado trataba de comprar podría matar a cientos de personas, dependiendo de la cantidad empleada en un potencial ataque. Aunque las autoridades eliminaron el nombre del químico que Siesser trató de adquirir, fuentes cercanas al proceso legal mencionan que, a partir de la explicación presentada ante la corte, es posible concluir que el acusado trató de comprar dimetilmercurio, un material altamente tóxico.

specialistas en cómputo forense mencionan que si bien el acusado creía haber encontrado a un vendedor serio en dark web, la mayoría de quienes aseguran vender armas químicas en esta red son estafadores o bien agentes encubiertos.

El 4 de julio de 2018, el acusado ordenó dos unidades de diez mililitros de dimetilmercurio a un vendedor de armas dark web. Ningún foro convencional permite la venta de armas químicas, pero es posible encontrar a la venta algunos tipos de veneno en sitios onion. Después de completar la transacción en un foro de hacking cuyo nombre no fue revelado, Siesser proporcionó una dirección de envío al vendedor; cabe señalar que al momento de realizar la compra Siesser trabajaba en una organización que albergaba menores con el permiso de las autoridades estatales. La dirección de envío empleada por el acusado era de uno de estos menores.

Finalmente, oficiales del Buró Federal de Investigaciones (FBI), actuando como los supuestos vendedores, enviaron una sustancia inofensiva a Siesser de forma controlada. Poco después, las autoridades ejecutaron una orden de registro en el domicilio. Durante el registro, los oficiales encontraron

  • El paquete recibido por Siesser
  • Un recipiente desechado que contenía la sustancia que Siesser creía que era dimetilmercurio
  • 10 gramos de arseniuro de cadmio
  • 100 gramos de cadmio metálico
  • 500 ml de ácido clorhídrico
  • Escritos en los que Siesser expresaba su sentir sobre una reciente ruptura

Al ser interrogado, Siesser reconoció haber comprado tres viales de dimetilmercurio en dark web por cerca de 160 dólares pagados en Bitcoin, además de haber utilizado la identidad de un menor durante la negociación. Acorde a especialistas en cómputo forense, Siesser habría intentado comprar esta sustancia de un proveedor de químicos autorizado, quien canceló la transacción después de comprobar que el acusado no contaba con la licencia requerida para la misma.

Deja un comentario